Volver a Noticias

DIETA Y BALLET

03-08-2012
Vivimos en un mundo rápido, a una velocidad vertiginosa, realizando todo los días decenas de actividades que no permiten que nos fijemos en detalles tan importantes como nuestra nutrición y descanso. Teniendo en cuenta que si le prestamos atención a unas buenos hábitos de alimentación y descanso lograremos rebosar salud, vitalidad y energía.

Los bailarines profesionales, son personas delgadas porque dedican muchas horas a la práctica de la danza en audiciones, ensayos, funciones. Siempre de una actividad a otra: audiciones, clases, ensayos, funciones. Cuando aparecen en la misma frase, las palabras bailarina y dieta se tiende a caer en estereotipos de lo que la mayoría de las personas piensan que hay en el plato de una bailarina, un par de hojas de lechuga y una cola light. Tal vez se hayan dado casos de este tipo en el pasado pero hoy en día hay mucha información y los bailarines que desean estar sanos, siguen una dieta saludable y equilibrada. Por ejemplo: las bebidas con gas, el café, el ayuno se reemplaza por alimentos energéticos como el plátano, el arroz integral y aguacates.

Con una dieta adecuada al tipo de actividad que realiza, el bailarín/bailarina dispone de la figura idónea para su trabajo, y la energía necesaria para realizar todas las actividades físicas diarias.

Se tiene en cuenta que diariamente necesitamos ingerir productos de los siguientes grupos:

- Carbohidratos como el pan, granos y cereales (a ser posible integrales).
- Proteínas animales, pescado, huevos y pollo o proteínas vegetales: tofú, seitan, frutos secos.
- Aceites grasos beneficiosos (ricos en omega 3) aceite de oliva, aguacate, nueces.
- Frutas de la temporada.
- Verduras de la temporada y durante todo el año: zanahoria, brócoli y espinacas.
- Leche y productos lácteos como el yogur, queso, kéfir.

Los buenos hábitos de vida en un bailarín/a en las siguientes pautas.

- Descansar mínimo 8 horas. Si por tu horario no es posible, descansar durante el día lo máximo que se pueda.

- Eliminar bebidas gaseosas y el café.

- Beber entre 1.5 y 2 L. De agua al día.

- 5 raciones de fruta y verdura (total) al día.

- Eliminar las harinas y carbohidratos blancos refinados.

- Incorporar pan y granos integrales (aportan vitaminas y minerales).

- Aumentar el consumo de legumbres.

- Eliminar el azúcar y productos dulces.

- Todas las comidas se realicen en el mismo horario regularmente: Un buen desayuno + snack a media mañana (fruta o pan/queso) + comida (incluyendo carbohidratos + merienda + cena.

Nota: siempre hay una alternativa para cuando no se dispone de mucho tiempo, ej.: en el snack o merienda o de picoteo llevar un puñado de pistachos o almendras.

En cuanto a los niños que empiezan a practicar ballet, lo ideal sería que aplicaran estos hábitos de vida tan beneficiosos durante el crecimiento.

En suma, con unas buenas pautas de alimentación y de descanso se elimina el estrés, mayor concentración y la figura física idónea para el ballet.
 

MÁS >